De tanto hablar de formatos se nos olvidaban los ornatos y últimamente el extrañamiento, la figura retórica reina después de la metáfora, pide a gritos que le dediquemos unas líneas. Empecemos por ver unos ejemplos....