Le tengo prohibido a todos mis allegados que lean En busca del tiempo perdido porque circula por ahí la tesis de que todo aquél que se lee la obra magna de Proust entra en un estado de melancolía del que es difícil salir. A menos que te pulas de golpe sus 2401 páginas de la edición de Gallimard [1], una lectura realizada sin prisa pero sin pausa te va reconvirtiendo en un ser hipersensible, lánguido y nostálgico.

 

Siempre hemos creído que algo parecido sucede con el formato serie. La dosificación por capítulos no es más que una sucesión de sesiones de terapia donde, además de desenvolverse una trama y unos personajes, el espectador desenvuelve por dentro un proceso de aprendizaje y de transformación profundos que no podría tener lugar de otra forma que no fuera seriada, construyendo poco a poco sobre la base del capítulo anterior. Sin ir más lejos, aquí tuvimos que abandonar Los Soprano porque un extraño malrollismo cotidiano nos estaba calando hasta los huesos.

 

Pues bien, en el marco del Kosmópolis de este año, el director de cine Nacho Vigalondo (Los cronocrímenes, Extraterrestre) y el escritor Jorge Carrión (Los muertos, Teleshakespeare) debatirán sobre las diferencias de formato entre las películas y las series dentro del género de la ciencia ficción. Este es un adelanto de algunas de las cuestiones que tratarán:

 

 

Jorge Carrión y Nacho Vigalondo. Batalla de series
Kosmópolis 2013
Viernes 15 de marzo
21:30 h
Sala Teatre
Precio: 3 €
Más info: Kosmópolis.

 

______

[1] À la recherche du temps perdu, Marcel Proust (Editions Gallimard, 1999). Prestamos edición en francés casi intacta.