Wikipedia_Sierva_2

Por Jordi Sans · @tocaboires

 

A principios del año 2001 vio la luz el proyecto Wikipedia, una enciclopedia libre creada sin ánimo de lucro que con el paso del tiempo se ha convertido en la obra de referencia más popular en internet. En sus inicios, en plena hegemonía de las enciclopedias impresas, la avalancha de críticas fue considerable. El crecimiento exponencial del proyecto prometía hacer tambalear los cimientos de la economía del conocimiento y, ante este escenario, no quedó más remedio que confiarlo todo a la amenaza de un ejército de supuestos saboteadores: las previsibles fechorías de unos hipotéticos troles se encargarían de dejar en entredicho la veracidad de la enciclopedia. ¿Quién aseguraba que lo que se decía era cierto? O, dicho de otro modo, ¿llegaría a tener alguna vez el visto bueno de la academia el contenido acumulado en Wikipedia?

 

La potencia de la comunidad wiki se acabó imponiendo a la amenaza de los troles y, con el paso del tiempo, Wikipedia se ha convertido en una herramienta imprescindible —es la séptima página web más visitada—, convirtiendo las enciclopedias tradicionales impresas en objetos inútiles en desuso e imponiéndose frente a aquellos que veían en el proyecto un paso más hacia la barbarie cultural.

 

Comunidad y conocimiento

 

La importancia de Wikipedia, sin embargo, va más allá del volumen de tráfico que genera en la red o de la constante presencia que tiene en nuestro día a día. Tal como se afanan en recalcar los incondicionales del procomún, Wikipedia se muestra como un modelo de organización ejemplar: una comunidad abierta, participativa, en constante evolución y no fundamentada en la lógica de mercado. Un modelo de organización que, de paso, sirve para poner en evidencia que hay vida más allá de las tradicionales estructuras de poder vertical con las que estamos tan familiarizados.

 

La otra cara de la moneda

 

Este formato organizativo tan sugerente que nos propone, sin embargo, no nos debe hacer olvidar que el proyecto Wikipedia se crea para divulgar conocimiento, un saber que es lo que da sentido al proyecto —Wikipedia, la enciclopedia de contenido libre que todos pueden mejorar—, y que es el que articula a la comunidad de usuarios, a todos los que accedemos, ya sea para consultar información, modificarla o hacer nuevas aportaciones.

 

El gran volumen de información acumulada, en constante crecimiento y revisión, sigue una estricta política de validación que homogeneíza las entradas, tanto desde el punto de vista del estilo —manual de estilo— como del contenido—los cinco pilares de Wikipedia—.

 

De entre los diferentes requerimientos de Wikipedia, uno de los puntos clave para su fiabilidad es la verificabilidad, que no la veracidad. Literalmente se indica: “In Wikipedia, verifiability means that anyone using the encyclopedia can check that the information comes from a reliable source. Wikipedia does not publish original research. Its content is determined by previously published information rather than the beliefs or experiences of its editors. Even if you’re sure something is true, it must be verifiable before you can add it“. Y en una nota a pie de página se especifica: “This principle was previously expressed on this policy page as “the threshold for inclusion is verifiability, not truth. Dicho de otro modo, Wikipedia es fundamentalmente una herramienta de divulgación y, como tal, todo lo que aparece debe contener las correspondientes referencias a las fuentes autorizadas de donde la información ha sido extraída. Bajo esta lógica editorial, Wikipedia se ha convertido en el gran altavoz del conocimiento establecido, de lo aprobado por los canales tradicionales de validación de conocimiento: especialistas, editoriales, grupos de poder, propiedad intelectual y demás valedores.

 

La neutralidad nunca es neutra

 

Conservar, difundir y consolidar lo establecido es una tarea tan necesaria como encomiable pero, en ningún caso, es una tarea inocente o neutra. La ingente cantidad de entradas que acumula Wikipedia no tienen un autor identificable o, mejor dicho, el autor somos todos nosotros o lo podríamos llegar a ser. Y es en la disolución de la autoría donde Wikipedia pierde la inocencia y la neutralidad y se muestra como una herramienta con un potencial conservador, superior incluso al de las enciclopedias tradicionales.

 

Las entradas contenidas en las enciclopedias editadas en papel se elaboran bajo la vigilancia de un consejo editor, cuyo sesgo ideológico es fácilmente identificable. La nacionalidad de la editorial, el origen de su financiación, el contexto político o la corriente académica desde donde se han elaborado forman parte de las múltiples pistas que nos permiten intuir el punto de vista de los contenidos, el contexto desde donde interpretarlos y su intencionalidad. Por el contrario, al diluir la figura del autor, Wikipedia se convierte en un medio especialmente opaco donde el sesgo ideológico de la información se pierde bajo una hipotética pero a la vez imposible neutralidad. Y es precisamente en este sentido, en la capacidad que tiene de borrar el contexto que acompaña todo conocimiento, donde Wikipedia se muestra como una potente herramienta reaccionaria.

 

El ejemplar modelo organizativo que Wikipedia nos propone es la cara de un proyecto que tiene en su materia de trabajo, los contenidos, su cruz. Una prueba fehaciente de la existencia de este trasfondo tan servil con la autoridad es la buena acogida que la enciclopedia digital ha tenido en espacios tan acríticos y conservadores como los museos, los cuales han encontrado en los wikipedistas un ejército ideal de diletantes que, gratia et amore, limpian, consolidan y divulgan por todo el mundo la palabra del Arte.